fbpx Skip to content

autor

CATEGORÍAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

DEPORTE EN LA TERCERA EDAD

Las sociedades envejecidas son cada vez más habituales en la época actual. Hemos incrementado nuestra esperanza de vida gracias a los avances de la medicina, la tecnología y un contexto de estabilidad política. En la actualidad estamos muy familiarizados con la pirámide poblacional, cuya forma se parece más a la de un triángulo invertido, ya que cada vez existe más población de la tercera edad en comparación con la tasa de nacimientos y población joven.

Por esto mismo y teniendo en cuenta la tendencia creciente de nuestra esperanza de vida y del porcentaje de población envejecida, las sociedades y los gobiernos deben de ser conscientes de la necesidad de desarrollar programas de mantenimiento físico que actúen como parte de la atención primaria que necesitan nuestros mayores para lograr una vida saludable incluso después de los 70.

Estudios sobre la tercera edad..

De esta forma, un estudio ha demostrado que en poblaciones de entre 70 y 80 años, realizar programas de ejercicios supervisados durante cinco meses con una distribución semanal del ejercicio en dos días a la semana y una hora cada día, reduce la grasa en el tren inferior y abdomen. A su ves,  genera musculatura y supone una mejora de la capacidad funcional gracias al aumento de la fuerza, resistencia y velocidad del desplazamiento.

¡Los beneficios del deporte en la tercera edad son muchos!

Pero no solo se mejoran aspectos físicos si no también médicos, ya que el ejercicio físico puede ayudar a la reducción de la tensión arterial, a la prevención de la arterioesclerosis y la osteoporosis, ayudar en el control de la diabetes y mejorar la movilidad articular. Y por descontado, el deporte en la tercera edad tiene también efectos psicológicos positivos, porque incrementa el nivel de autoestima, disminuye el estrés y puede fomentar el espíritu de superación, que tiene especial importancia a la hora de realizar tareas cotidianas.

Son múltiples los beneficios que se derivan de hacer deporte en la tercera edad, pero es incluso más recomendable mantener una actividad física desde joven porque nos ayudará a la prevención del envejecimiento y de los deterioros en la forma física y la salud que se dan de manera más habitual en las personas sedentarias.

 

tercera-edad

¿Qué tipo de actividades se recomienda?

En cuanto al tipo de actividades que se recomiendan para combatir el envejecimiento y que no suponen grandes esfuerzos, estas son juegos como la petanca, los dardos o el golf y actividades como andar, ejercicios con balones hinchables, gimnasia o juegos en el agua. Por su puesto, todos ellos son ejemplos cuya aplicabilidad, intensidad y duración dependerá del estado físico de la persona que los realiza.

Existen contraindicaciones a la hora de realizar actividades físicas si la persona que lo realiza tiene factores de riesgo no identificados. De esta manera, es imprescindible que un médico evalúe a cada individuo para determinar si existe alguno de estos factores que al realizar ejercicio suponga un riesgo para su salud. Y, en cualquier caso, todo ejercicio que realice una persona de edad avanzada debe de ser lento, progresivo y medido para evitar posibles lesiones.

El envejecimiento es una de las etapas naturales en la vida del ser humano, porque nosotros crecemos, maduramos y envejecemos. Decidir si preferimos alcanzar la vejez y a lo largo de esta etapa mantenernos lo mejor posible es decisión nuestra, pero los beneficios que se derivan de aplicar el deporte en nuestra vida diaria son un bálsamo natural y efectivo contra muchas enfermedades y achaques. Vivir bien, es vivir natural.

 

ESCRITO POR:
Estela Yago Rodrigo

 

Bibliografía

Barboza Zamuria, Roberto; Alvarado Vives, Adelia. (1987). Beneficios del ejercicio y la actividad física en la tercera edad. Revista Educación, 99-103.

Barriopedro, MªIsabel; Eraña, Iciar; Mallol, Lledó. (2001). Relación de la actividad física con la depresión y satisfacción con la vida en la tercera edad. Revisa de Psicología del Deporte, 239-246.

Barrios Duarte, R., Borges Mojaiber, R., & Cardoso Pérez, L. (2003). Beneficios percibidos por adultos mayores incorporados al ejercicio. Revista Cubana de Medicina General Integral, 1-6.

Landinez Parra, Nancy Stella; Contreras Valencia, Katherine; Castro Villami, Ángel. (2012). Aging, exercising and physical therapy. Scielo, 1-14.

Pérez López, Alberto; Garrido Santiago, Javier; Merino, Paloma; Valverde Sánchez, Carmen; Álvarez Valverde, Irene; Muñoz López, David; Valdés Cerrato, David. (2016). Beneficios de un programa de ejercicio físico con auto-cargas y materiales reciclados sobre la composición corporal y la condición física en la tercera edad: Estudio piloto. Revista española de educación dísica y deportes, 21-32.

Urraca, José María; Calvé San Juan, Óscar. (2004). Ejercicio físico y tercera edad. Dialnet, 143-156.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Dudas? ¡Escríbenos por WhatsApp!