DEPORTE ADAPTADO: LA DIVERSIDAD FUNCIONAL DE LAS PERSONAS

deporte adaptado

Cada persona es única, al igual que su forma de entender el deporte, sus capacidades para practicarlo y sus preferencias en términos de modalidad deportiva. Las personas con diversidad funcional también son únicas y pueden ayudar a que el deporte se enriquezca aumentando en variedad y cantidad de formas que una misma actividad puede ser practicada. Como es el caso del deporte adaptado.

¿Y.. qué es el Deporte Adaptado?

Para los que no conocemos el término de deporte adaptado, este es la modalidad deportiva adaptada al colectivo de personas que tienen discapacidades o condiciones especiales de salud para facilitar su práctica. El deporte adaptado tiene carácter recreativo y competitivo y está ampliamente institucionalizado hoy en día. Este término se engloba dentro de las conocidas como Actividades Físicas Adaptadas, que buscan poner en valor los intereses y capacidades de las personas con diversidad funcional para que puedan llevar a cabo movimiento, actividad física y deporte.

Los deportes en su forma tradicional han necesitado adaptaciones para poder ponerse al alcance de todos, las modificaciones con este objetivo pueden ir desde el reglamento o el material hasta las instalaciones deportivas en las que se practica.

deporte adaptado 1

Por otra parte, a nivel internacional el deporte adaptado surgió tras la Segunda Guerra Mundial, debido a la gran cantidad de secuelas físicas que sufrieron aquellos que lucharon en ella. Los participantes de la guerra fueron recibidos como héroes y como tal, los médicos se volcaron en el cuidado de los veteranos de manera que, a finales de los años 40, el doctor Sir Ludwig Guttman descubrió el deporte como un proceso de rehabilitación física y psicológica.

Así, tan solo 12 años después de la inauguración de los Juegos Olímpicos, surgieron los primeros Juegos Paralímpicos, celebrados en Roma en el año 1960. Y a partir de ese momento el deporte adaptado no ha dejado de desarrollarse tanto en modalidades deportivas como en procesos de integración. De hecho, según el comité oficial de los deportes Paralímpicos, en la actualidad existe un total de 22 categorías deportivas adaptadas a las necesidades de los diferentes niveles de discapacidad de las personas con diversidad funcional.

¿Qué beneficio genera este deporte?

El deporte adaptado es por tanto una herramienta que genera beneficios en gran cantidad de ámbitos; en la educación, el ocio, la terapia, el bienestar físico y mental… Pero se destaca, sobre todo, el deporte adaptado como elemento motivador e inclusivo de las personas con discapacidad.

Potenciar las habilidades para lograr el máximo rendimiento y cumplir con unos objetivos específicos que ayudan a conseguir una calidad de vida mayor es la esencia del deporte, por lo que solo debemos continuar formándonos en la diversidad funcional de las personas para que la inclusividad que genera pueda seguir ofreciendo beneficios a las sociedades en su conjunto.

 

 

ESCRITO POR:
Estela Yago Rodrigo

 

BIBLIOGRAFÍA

Calvo González, C., & León Zarceño, E. (2003). El psicólogo deportivo y el deporte adaptado; algunas reflexiones. Información psicológica, 20-25.

CEAPAT. (14 de Julio de 2014). Serie Infórmate nº5. Deporte adaptado. Obtenido de Centro de Referencia Esstatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas: https://ceapat.imserso.es/ceapat_01/actualidad/2014/julio/IM_087200

Deportes Paralímpicos. (2020). Obtenido de Paralímpicos: https://www.paralimpicos.es/deportes-paralimpicos

Vázquez Menlle, J. E. (2004). Deporte adaptado, necesidad de desarrollo. Revista de Educación nº335, 81-93.

 

 

 

 

DESCANSO Y RENDIMIENTO

descanso

La diferencia entre estar cansados después de hacer ejercicio y estar cansados por culpa del ejercicio es casi invisible, de manera que muchas veces podemos llegar a cruzar esta fina línea sin darnos cuenta y no darle a nuestro cuerpo el descanso necesario.

A simple vista estas dos expresiones pueden parecer iguales, hacer ejercicio nos cansa por supuesto, pero este cansancio debería de ser el producto de una rutina de entrenamiento que haga trabajar los músculos sin extenuarlos completamente. Sin embargo, cuando ponemos en práctica un programa de ejercicios que nos lleva a agotar nuestras reservas de energía al completo, el cansancio puede convertirse en algo contraproducente e influir negativamente en el rendimiento deportivo.

Tipos de reducciones

En general, existen dos tipos de reducciones del rendimiento, las que pueden solucionarse a corto plazo con descanso y las que necesitan de mucho más tiempo y son consecuencia de problemas de salud y por tanto requieren de ayuda médica para solucionarse. Cuando esta reducción del rendimiento es muy acusada, puede haberse incurrido en el síndrome del sobre entrenamiento.

Por otra parte, existe una relación directa entre el descanso y el rendimiento deportivo de hecho, hay estudios que demuestran que los deportistas de alto rendimiento perciben un mejor rendimiento si tienen unos hábitos de alimentación y descanso apropiados.

¿Qué dicen los estudios?

Esto queda reflejado en otros estudios donde se expone que los deportistas sienten más cansancio y se les hace más difícil madrugar cuantas más horas entrenadas, pero al mismo tiempo, la activación física que resulta de hacer ejercicio les dificulta conciliar el sueño. Así, casi sin darnos cuenta podemos vernos metidos en una espiral de entrenar muchas horas porque no rendimos cuanto queremos, mientras que nos cansamos cada vez más porque dormimos menos horas. Otro elemento a tener en cuenta además de los descansos entre entrenamientos son los descansos después de cada serie de ejercicios dentro del mismo entrenamiento.

Debemos ser conscientes de que dependiendo de la intensidad y los objetivos que tenga la sesión de entrenamiento y de nuestra capacidad física. Los descansos deberán de ser más o menos prolongados para evitar sobrecargar nuestros músculos.

¡Los descansos importan!

Y aunque pueda parecer que estos descansos entre series no son relevantes salvo a efectos de cansancio corporal tras el entrenamiento, en realidad afectan a gran cantidad de aspectos de nuestro cuerpo, como la respuesta del lactato o la respuesta hormonal de nuestro organismo.

Por ejemplo, supongamos que queremos realizar ejercicios para desarrollar nuestra fuerza, volumen muscular o velocidad. Para este tipo de entrenamiento se recomiendan descansos cortos de 1 minuto aproximadamente, ya que así se favorece una mayor concentración de la hormona del crecimiento, clave para el desarrollo e incremento de la masa muscular, y el cortisol, fundamental en términos de rendimiento ya que afecta a la regulación de la glucosa en sangre y al metabolismo de los carbohidratos y proteínas.

De esta manera, los deportistas debemos tener muy presente la necesidad de ponernos límites a las horas que entrenamos de manera que podamos optimizar los beneficios de entrenar el máximo de tiempo sin alcanzar un estado de cansancio que nos perjudique en entrenamientos futuros. Igualmente, los descansos entre series de entrenamiento serán claves para un mejor desempeño de nuestro rendimiento deportivo.

ESCRITO POR:
Estela Yago Rodrigo

BIBLIOGRAFÍA
Burke, Louise; Hawley, John;. (2000). Rendimiento deportivo máximo. Estrategias para el entrenamiento y la nutrición en el deporte. Barcelona: Paidotribo.

Garcia Mas, Alexandre; Aguado, Francisco Javier; Cuartero, Jesús; Calabria, Estanislao; Jiménez, Rafael; Pérez, Pedro. (2003). Sueño, descanso y rendimiento en jóvenes deportistas de competición. Revista de Psicología del Deporte, 181-195.