fbpx

autor

CATEGORÍAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

¿Qué pasa si dejamos de hacer ejercicio?

Tener un buen cuerpo requiere disciplina y dedicación. Por eso a ciertas personas les parece pesado entrenar y piensan a menudo renunciar a hacer ejercicio.

Ahora bien, hay que analizar qué pasa al dejar de hacer ejercicio, con el fin de conocer cómo se pierden las condiciones físicas. Pero primero es necesario saber cómo mejorar mediante el ejercicio, ya sea optimizando la salud cardiovascular o aumentando la fuerza muscular.

La presión que ejerce el entrenamiento en el cuerpo, hace que este se vuelva más hábil y resistente, lo cual nos lleva a mejorar nuestro estado físico. El tiempo que demora llegar a una buena condición corporal depende de muchos factores como la edad, el entorno y la práctica que se tenía haciendo ejercicio.

Se dice que al principio, adoptar el hábito de entrenar mejora la capacidad de inhalar oxígeno, mejorando así el funcionamiento del cuerpo y el uso de la energía. Al hacer ejercicios de fuerza, es posible ver resultados tan pronto como dos semanas después (en la fuerza), pero observar cambios en los tamaños de los músculos dura un par de meses.

 

Salud cardiovascular con el ejercicio

Al dejar de entrenar, la velocidad con que se pierde el progreso depende de varios elementos. Por ejemplo, si un corredor pasa casi toda la semana entrenando desde hace varios años y de repente deja de hacerlo, posiblemente pierda un poco de volumen de plasma. Este efecto trae como consecuencia que fluya menos sangre al cuerpo con cada latido.

Cabe aclarar que estos niveles solo bajarán a los que teníamos antes de empezar a entrenar, no empeorarán. Si bien la mayoría de las personas no corren maratones, eso no quiere decir que sean inmunes a los efectos, ya que a medida que se detiene el ejercicio, se empieza a perder las adaptaciones cardiovasculares a un ritmo similar que el de los atletas.

Si necesitas apoyo y estás en Chile, puedes contactar a un profesional que esté cerca de ti, en colaboración con 2×3.

 

Entrenamiento de fuerza

Con respecto a la fuerza, se dice que toma unas 12 semanas aproximadamente perder la que se tenía antes. Sin embargo, queda algo de la fuerza remanente y con todo y la disminución de la fuerza, el tamaño de los músculos no cambia mucho.

La razón por la que se pierde fuerza es debido a que los músculos ya no sienten la presión del ejercicio. La persona promedio puede notar ciertas disminuciones en el tamaño de sus músculos, por lo que quizás se le complica levantar ciertos pesos, puesto que no tiene tantas fibras musculares.

 

Mantenerse activo es la clave

A pesar del esfuerzo que conlleva mantenerse activo, los beneficios del ejercicio cardiovascular y de fuerza se empiezan a perder a las 48 horas, aunque no se sienten hasta pasadas las 2 o 3 semanas, en el caso de la práctica cardiovascular, y entre 2 o 3 meses para los ejercicios de fuerza.

El ritmo con que se deja de percibir el beneficio del ejercicio son similares para hombres y mujeres. Mientras más en forma se esté, más lento se pierden los efectos. La clave para estar activo es crear dinámicas en los entrenamientos y retar constantemente al cuerpo.

 

Y recuerda, que en Valencia, te esperamos en Valenfit para poner a tope nuestro estado físico y mejorar cada día más.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Abrir WhatsApp
¡Hola! Estamos por aquí :)
¡Hola! Soy Bea, de Valenfit 👋

¿Te puedo ayudar en algo?