Skip to content

autor

CATEGORÍAS

ÚLTIMAS ENTRADAS

¿QUÉ ES EL SOBREENTRENAMIENTO?

El sobreentrenamiento se define como el incremento del volumen o de la intensidad del entrenamiento con demasiada rapidez que impide que nuestro organismo se adapte y genera fatiga extrema. De esta manera, el rendimiento deportivo disminuye y a su vez aparecen un conjunto de síntomas físicos y psicológicos de agotamiento.

Existen dos tipos de sobreentrenamientos, el de corto plazo y el de largo plazo. El de corto plazo también es conocido como saturación y es un estado que puede desaparecer si se interrumpe el entrenamiento deportivo durante un tiempo prudencial y hasta que dejemos de sentir los síntomas propios del sobreentrenamiento.

En el caso del sobreentrenamiento a largo plazo, este aparece cuando la saturación se prolonga en el tiempo. De manera que este entrenamiento demasiado intenso genera un cuadro de síntomas complejos y específicos para cada deportista, que no desaparecen únicamente interrumpiendo la actividad deportiva.

Pero sufrir un síndrome de sobreentrenamiento no es solo consecuencia de una actividad deportiva demasiado intensa. También influyen otros factores como el estrés de la vida personal del deportista, la alimentación, el estado psicológico o el descanso.

¿Cómo sé que estoy sufriendo el síndrome del sobreentrenamiento?

En general, la sintomatología varía en función de la persona, pero el factor principal que señala que podría estar dándose una situación de sobreentrenamiento es el descenso del rendimiento.Sin embargo, entre los síntomas más habituales y más fácilmente detectables encontramos el cansancio, la pérdida de apetito, los dolores musculares, la ansiedad, el mal humor o el desinterés. Y entre los que primero suelen manifestarse podemos mencionar la dificultad para dormir o la irritabilidad.

Asimismo, existen otras formas más fiables de diagnosticar el síndrome del sobreentrenamiento a partir de diferentes indicadores biológicos. Tales como los niveles de cortisol, lactato o testosterona en sangre, o la medición de las variaciones hormonales de la hormona del crecimiento o la prolactina. Pero también se han elaborado a lo largo de los años cuestionarios de autoevaluación del esfuerzo, estado psicológico y otros factores similares para los deportistas. De manera que a los indicadores fisiológicos se une la percepción del deportista para ofrecer un diagnóstico más preciso.

¿Y cómo puedo evitar llegar a este punto?

Cuando nos estamos entrenando y buscamos ganar resistencia aumentando la carga del entrenamiento, resulta complicado determinar el punto en que aunque aparezca el cansancio se debe de seguir entrenando. Esto ocurre ya que es necesario determinar si esta fatiga es consecuencia de un entrenamiento apropiado o de uno que sobrepasa la capacidad de carga de nuestro organismo.

La recomendación general es no realizar entrenamientos con demasiada intensidad o volumen de carga. Cada persona conoce su propia resistencia y capacidad de adaptación. Además, es muy importante escuchar a nuestro cuerpo, pues dolores prolongados o malestar general nos puede dar una pista de que el nivel de entrenamiento no se ajusta la capacidad de nuestro organismo para generar resistencia.

De esta forma, a lo largo de este artículo hemos aprendido qué es el síndrome del sobreentrenamiento, como se manifiesta y cómo podemos evitarlo. Sin embargo, cabe destacar que es un síndrome complejo y en el que influyen diversidad de factores. Por lo que, en muchas ocasiones, es importante contar con profesionales del deporte para que nos aconsejen cómo lograr esa resistencia o cómo lograr incrementar nuestra capacidad de carga de entrenamiento sin exceder nuestras capacidades fisiológicas.

ESCRITO POR:
Estela Yago Rodrigo

BIBLIOGRAFÍA
Sánchez Beleña, Fátima; García Naveira, Alejo. (2017). Sobreentrenamiento y deporte desde una perspectiva psicológica: estado de la cuestión. Revista de Psicología Aplicada al Deporte y al Ejercicio Físico, 1-12.

Suay, Ferran; Ricarte, Jorge; Salvador, Alicia. (1998). Indicadores psicológicos de sobreentrenamiento y agotamiento. Revista de psicología del deporte, 7-28.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Dudas? ¡Escríbenos por WhatsApp!