fbpx

Traducido del inglés significa ENTRENAMIENTO EN INTERVALOS DE ALTA INTENSIDAD.

En estas clases, mezclamos periodos cortos de entrenamiento cardiovascular muy intenso con intervalos también cortos de intensidad moderada o baja. Una de las formas más efectivas que existen tanto para mejorar nuestro estado de forma cardiovascular, como para quemar el exceso de grasa sin tener que pasarnos mucho tiempo realizando cardio.

En Valenfit, intentamos que estas clases sean amenas, divertidas y que se adapten a todos los nivel, ya que cada uno, en los tiempos marcados, puede llevar el ritmo que le marque el cuerpo. Nosotros nos encargamos de que poco a poco el cuerpo le marque cada vez más.

IMG_0694

BENEFITS:

  • Aumenta la resistencia de los deportistas, permitiéndoles ejercitarse a intensidades muy altas durante periodos de tiempo más largos respecto a los entrenamientos de baja intensidad.
  • Produce un efecto colateral conocido como Consumo de Oxígeno Postejercicio, generado por la aceleración del metabolismo y permite que el cuerpo continúe quemando calorías extra por un período de hasta 24 horas tras el entrenamiento. En cambio, el efecto del EPOC producido por el ejercicio cardiovascular de baja intensidad es mínimo, quemando poquísimas calorías tras el entrenamiento.
  • Aumenta el umbral de lactato, esto es, el nivel de tolerancia de los deportistas ante la acumulación de ácido láctico en el tejido muscular, gracias a lo cual pueden entrenar con mayor intensidad y durante más tiempo, lo que promueve el crecimiento muscular.
  • Mejora la sensibilidad a la insulina y esto permite que la glucosa disponible en el organismo sea empleada rápidamente como combustible, en lugar de almacenarse en los tejidos adiposos. La optimización de la sensibilidad a la insulina también mejora la recuperación y la construcción muscular.
  • También, en combinación con una dieta ligeramente más calórica que lo habitual, consigue activar los procesos anabólicos del organismo, originando un efecto de construcción muscular. Asimismo, los datos sugieren el efecto contrario en el ejercicio cardiovascular de baja intensidad, que acciona el efecto catabólico del cuerpo, promoviendo la degradación de tejido muscular para ser empleado como energía.